En una montaña ubicada en Colorado, Estados Unidos, se había escuchado un rumor acerca de un perro que vagaba por ahí ladrando de manera insistente como si deseara ser escuchado por alguien. Trinity Smith es una chica amante de los animales y cuando escuchó esta historia pensó que tenía que hacer algo por el perrito. Tal vez estaba herido o era un alma solitaria que sólo quería la compañía de alguien más o tal vez ser rescatado.
 
Trinity tenía la intención de ayudar a este animalito pero miraba muy complicado llegar hasta el lugar donde se encontraba debido a que en aquella zona no había casas y estaba muy alejada de la ciudad, incluso se llegó a pensar que solamente se trataba de un lobo y no de un perro. Sin embargo, como semanas antes se había extraviado una pequeña perita llamada Chloe, Trinity no descartaba la posibilidad de que se tratara de ella y como sus dueños la buscaban con desespero, quería hacer algo al respecto. La joven decidió subir a la montaña para encontrar la verdad sobre los ladridos que escuchaban cada día, no tardó mucho tiempo para descubrir que realmente se trataba de un perro, aunque no podía saber de dónde provenían pues se escuchaban de algún lugar muy alejado. Pasaban las horas mientras Trinity buscaba sin parar, hasta que cayó la noche forzándola a detener la búsqueda. Al día siguiente volvió a las montañas para seguir buscando, pero esta vez iba acompañada de su amigo Sean Nichols.
Por varias horas estuvieron caminando y gritando con la intención de atraer la atención del animalito, pero por desgracia no podían encontrarlo. Después de varias agotadoras horas los jóvenes se habían dado por vencidos cuando escucharon los ladridos. Esto reanimó la búsqueda y corrieron hasta la zona donde provenían. Minutos más tarde encontraron a aquel pequeño animalito acostado en unas rocas, estaba muy lastimado y al parecer necesitaba ayuda, tal vez si hubiese estado más tiempo en el lugar no hubiera sobrevivido y gracias a los dos jóvenes, tenía una segunda oportunidad. Trinity y Sean no lo supieron rápidamente pero efectivamente se trataba de Chloe, una perrita de 14 años que se había perdido 6 semanas atrás cuando salió a caminar con sus dueños. Después de que Chloe se había perdido sus dueños emprendieron una búsqueda durante tres semanas, pero después de tanto tiempo perdieron la esperanza de encontrarla con vida. Pasó seis semanas muy difíciles extraviadas en las montañas, mal alimentándose, incluso había bajado mucho de peso quedando casi en los puros huesos. Seis semanas sola en la montaña habían hecho estragos en la perrita. Pesaba solo 12 kilos y su cuerpo eran puros huesos. Rápidamente Trinity y Sean llevaron a esta perrita a una veterinaria para que fuera atendida, después decidieron buscar a su dueño informando en las redes sociales que habían encontrado al perro que ladraba en las montañas. No pasó mucho tiempo cuando los dueños de Chloe escucharon la noticia así que rápidamente contactaron a los dos jóvenes para explicarles que se trataba de su mascota. Después de haberla ayudado, los dos jóvenes llevaron a Chloe con sus verdaderos dueños, los cuales la esperaban muy ansiosos y con lágrimas en los ojos. Debido a que esta perrita era mayor, puso en riesgos su vida al perder tanto peso. Pero al parecer Chloe es una perrita muy fuerte ya que después de algunos días de haber sido rescatada, lucía mucho más repuesta.

Facebook/Trinity Smith

Ahora Chloe se encuentra muy contenta de volver a casa, algunas veces Trinity y Sean la visitan para jugar con ella, al parecer este trio se han vuelto muy amigos.  Chloe es una perrita muy fuerte que ha sobrevivido seis semanas perdida en las montañas, demostrando que puede superar cualquier cosa por más difícil que sea. Gracias a la persistencia de los dos jóvenes con un gran corazón que sin importar los peligros salvaron a un ser que necesitaba de ayuda, ojalá y existieran más personas como ellos para que este mundo fuera aún mejor. Si crees que estos héroes merecen ser reconocidos, comparte con tus seres queridos este artículo