El volcán Nevado del Ruíz no había entrado en actividad por más de un siglo, y justo el 13 de noviembre de 1985 decidió liberar su energía y arrasar con todo a su alrededor, incluyendo el lugar donde Omayra vivía con su familia. Misterios del Mundo Cuando surgieron rumores sobre la tragedia, los medios de comunicación llegaron al lugar para informar sobre el estado de las personas y las casas devastadas por la avalancha de lava y los escombros. Pero, quien consiguió sacar la foto más impactante de todas fue el periodista francés Frank Fournier, que sacó una foto de Omayra presa en el agua con una mirada que hizo que todo el mundo se estremecera.
“Cuando llegué ella estaba casi sola, unas pocas personas la rodeaban. Sin embargo, los bomberos ayudaban a otra persona a pocos metros de distancia. Estaba dentro de un pozo gigante, atrapado de la cintura hacia abajo por hormigón y otros escombros de las casas que fueron devastadas. Ya había aguantado tres días en esa situación, estaba abatida y muy confusa “. – Frank Fournier la BBC
Omayra vivió en agonía y angustia durante días. Los periodistas la interrogaban, mientras algunas personas y bomberos sólo se acercaban para decirle palabras de consuelo y que estaban esperando ayuda (que no llegó a tiempo). Misterios del Mundo Omayra murió de pie, con la cabeza apoyada en una tabla de madera y sus ojos oscurecidos por el cansancio. Su piel se debilitó y sus huesos no soportaron la fuerza que la niña sacó del alma para poder sobrevivir. Poco fue enterrado en el mismo lugar donde murió, debido a sacarla de allí tendría que amputar las piernas de la muchacha, y su madre no estaba de acuerdo con ella . Su tumba, actualmente, es un lugar de peregrinación de muchas personas que todos los años pasan por allí para pedir favores a quienes consideran un ángel y símbolo de la tragedia. Misterios del Mundo Por otro lado, Fournier fue exaltado y recibió el premio World Press Photo por la calidad y la expresividad de la foto que sacó, aunque también se convirtió en foco de críticas por no haber ayudado a Omayra mientras estaba viva.
“Al tomar la foto me sentí totalmente incapaz, sin poder de ninguna manera ayudarla. Ella enfrentaba la muerte con coraje y dignidad, sentía que la vida se iba “. – Frank Fournier la BBC
Las autoridades colombianas no han hablado sobre la tragedia y fue perdiendo notoriedad con el tiempo, incluyendo la agonía de Omayra pequeña . ¿Que te pareció? Comparte esta nota dando click aqui abajo