Es totalmente falso eso de que los animales no son capaces de sentir, el que no lo sepan expresar con palabras no quiere decir que con sus acciones no nos demuestren cuanto amor son capaces de sentir, en especial los perros, los seres considerados los más fieles y leales, mismos a los que si se les da una buena crianza, su agradecimiento puede incluso hacer que pongan en peligro su vida por salvar la de su dueño.
Pequeñas acciones como lamer, menear la cola o recostarse en nuestras piernas, son las que nos pueden expresar su sentir. Existen un sinfín de historias conmovedoras acerca de las acciones de los animales, pero la de este perrito te dejará sin palabras: Al inundarse su pueblo, Andreev y su familia se refugiaron en casa de unos amigos y se llevaron a su perro Druzhok. Pero a los tres días de ello, el perro desapreció, lo que provocó una exhaustiva búsqueda pues lo consideraban un miembro más de la familia. Lo más curioso fue encontrarlo haciendo algo que jamás imaginaron.
Resulta que Druzhok se encontraba nada más y menos que vigilando la casa de su familia humana. Su afán por protegerla hizo que no le importara que todo a su alrededor estuviese devastado ni que él mismo pudiese estar en peligro, él decidió no moverse de la puerta de entrada.
Los rescatistas comentaron a la familia que el perrito no permitió que nadie entrara a la casa y se mantuvo en función de guardia. Cabe destacar que cuando miró a su familia humana, inmediatamente nadó hacia ellos, seguramente ya los echaba de menos.
No cabe duda de que cuando los perros tienen una buena crianza y no les hace falta amor, ellos son capaces de todo por su familia humana. Definitivamente este es un can muy valiente, leal y fiel, merece que compartas su historia con tus amigos.

Un perrito muy fiel . ¿Qué opinas de su actuar?